lineas de nazca Ubicadas a 450km de Lima en Perú, las lí­neas de Nazca se dibujan en las planicies que se encuentran a 460-670m de altura. Fueron avistadas por primera vez, por Cieza de León, conquistador español que las descubrió en 1547.
Se trata de un conjunto de lí­neas geométricas de tamaño gigante, que conforman trapecios, espirales, figuras de animales, personas, etc.. Los dibujos deben observarse desde las alturas de una avioneta.
Este conjunto fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.
Teorí­as sobre el origen de las lí­neas de Nazca:

Hay numerosas teorí­as sobre el origen de estos geoglifos, la primera data del siglo XVI, y las interpreta como carreteras. En el siglo XX, Paul Kosok fue el primero en observar las lí­neas de Nazca desde el aire, y lees asignó una función de rutas rituales. Posteriormente se creyó que se trataba de un calendario astronómico gigantesco.
También hubo interpretaciones sensacionalistas sobre el origen del complejo, como la de Erich von Dí¤niken, un hostelero suizo, que afirmaba que en la antigí¼edad, los extraterrestres habí­an visitado la Tierra, y atribuyó las lí­neas a sus seguidores.
Estudios arqueológicos realizados por un equipo suizo, sobe 650 yacimientos en una zona que abarca los valles de Palpa, Viscas, y Rí­o Grande, donde se han estudiado diversos asentamientos, detectaron la permanencia de las culturas Nazca y Paraca, en la zona, desde el año 800aC, hasta el año 1532, finales del imperio Inca.
El enigma de las lí­neas de Nazca Las primeras lí­neas se trazaron a fines de la cultura Paraca, aproximadamente en el 200aC. Se cree que para el trazado de los geoglifos, se emplearon las decoraciones de la cerámica, como modelo. Según los arqueólogos, las lí­neas dejaron de trazarse, a raí­z de los conflictos surgidos dentro de la sociedad Nazca. El significado de los conjuntos estarí­a en la importancia que esta cultura le otorgaba al agua, y que era distribuida a través de sistemas de riego bien organizados.
Esta teorí­a surge a la luz del descubrimiento de pequeñas estructuras que se encontraron en los geoglifos, las que portaban ofrendas de productos agrí­colas y animales, principalmente marinos. Se deduce entonces que los dibujos formaban parte de un ritual destinado a la obtención del agua.
En las cercaní­as de los geoglifos, se encontraron restos de construcciones que demuestran la existencia de una ciudad. Para el trazado de las lí­neas, se emplearon elementos rudimentarios, como estacas y cuerdas, como los empleados en los trazados de jardinerí­a.
Las lí­neas de Nazca son zanjas en el suelo, que no superan los 30cm de profundidad, con igual ancho, ya que las condiciones de la pampa, permiten que sean visibles.
La superficie de los dibujos está cubierta por guijarros rojizos, que fueron retirados por los nazca, siguiendo el trazado que realizaron previamente con estacas y cuerdas. Las piedras retiradas se acumularon en montí­culos que todaví­a existen. La conservación del conjunto es ocasionada por el clima extremadamente seco.

Deja tu comentario

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like