Cinco momentos culminantes deben ser considerados en la mitologí­a hindú:
•    El Vedismo.
•    El Brahmanismo.
•    Visnuí­smo.
•    El Sivaí­smo.
•    El Budismo.
La más antigua de las civilizaciones de la India es la denominada Cultura del Valle del Indo de la que sobresalen Harappa y Mohenjo-Daro alrededor del 2500 ac., sin embargo de ella aún se sabe muy poco.
La más antigua de las religiones profesadas en la India con la llegada de los arios es el Vedismo, cuya lengua se perdió, pero cuyos vestigios permanecen en los diversos idiomas de sus descendientes. En el primero de los cuatro libros sagrados Vedas—el Rig, el Sama, el Yadjur y el Atharva —se contiene la enumeración de los dioses, que, en verdad, no eran sino las fuerzas, los agentes de la Naturaleza y, sobre todo los agentes celestes personificados. Dichos dioses eran: Indra—nombre que significa rey—, dios del éter y del cielo; Agni, el fuego; los Aditias, o personificaciones solares, llamados Varuna, Suria, Savitri,Bhaga, Puchau, Mithra y Ahrimán. Uschas, o la Aurora; los Aswins, dioses caballeros y benéficos; Rudra y Vitra, dioses de la tempestad, Iama, dios de la muerte, y otras varias deidades de segundo orden.
RITOS Y CREACION
A la Trimurti se le ofrecieron tres grandes sacrificios: el del caballo (Aswamedha), el del toro (Gomedha) y el del hombre (Ntlramedha). Este último fue sustituido por el holocausto voluntario de las viudas, que aún hoy se arrojan a la hoguera que consume e cadáver del esposo.
Salido Brahma del huevo de oro, reflexionó que era necesario crear la dualidad de sexos De su costado derecho se sacó al hombre (Sivayambhuva Manú), dotado de perfecta belleza, y de su costado izquierdo se sacó a la mujer (Setaruppa). Y después los bendijo y los mandó poblar la, Tierra. Al padre del linaje humano, Brahma le hizo legislador. Pero debe tenerse en cuenta que este Manú Sivayambhuva fue el hombre que pereció en el primer diluvio universal y que habí­a soportado la tiraní­a de los gigantes Asuras. El segundo Manú, Manú Satyavatra, continuador del primero, el hombre salvado del diluvio universal, es el que rehace el género humano, castiga do por sus enormes crí­menes.
Brahma, primera divinidad de la Trimurti, tuvo por cuna la flor de loto (palma), sagrada por dicho motivo en la India. Cierto dio en que Visnú estaba muellemente tendido sobre la serpiente Amenta, la cual levantaba sus siete cabezas, formando con ellas como una especie de quitasol, y tení­a a su lado su esposa Lakmi, salió un tallo del ombligo del dios; del tallo brotó una flor de loto, y de la corola de la flor salió Brahma, principio creador, después de cien años divinos de contemplación, Brahma inició la creación.
Primero creó el cielo y el abismo; luego, los siete Suargas o esferas celestes, iluminadas por los cuerpos resplandecientes de los Deiotas; luego, la Tierra, con sus dos luminares: el Sol y la Luna; por fin, los siete Patalas, o regiones inferiores, que tienen por luminarias ocho carbúnculos colocados en las cabezas de otras tantas serpientes.
Los siete Tatalas y los siete Suargas forman los catorce mundos de que se habla en la mitologí­a hindú. Después inició Brahma la creación de los seres. Primero, los espí­ritus puros, y entre ellos los gigantes, para que le ayudaran en la obra que iba a realizar; luego, los Munis o profetas; luego, los Richis o santos.

Deja tu comentario

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like