abrazos 2 Los abrazos son una medicina milagrosa que puede aliviar muchos problemas fí­sicos y emocionales, dicen los expertos. “El tipo de abrazo que yo recomiendo es el abrazo del oso”, dice el doctor David Bresler, Director de la Unidad de Control del Dolor en la Universidad de California en Los Angeles. Uso los dos brazos, póngase de frente a la otra persona, y dele un abrazo total. Yo le recomiendo a mis pacientes que usen abrazos como parte de su tratamiento para el dolor. El ser abrazado es enormemente terapéutico.
Los investigadores también han descubierto que los abrazos pueden ayudar a una persona a tener una vida más larga, a protegerse contra las enfermedades, a curar depresiones y a aliviar el estrés, así­ como a fortalecer la relación familiar y hasta ayudar a dormir sin pesadillas. “El abrazo es un tónico excelente” dijo el doctor Harold Voth, Director Psiquiátrico en la prestigiosa fundación Menninger, en Topeka, Kansas. “Se ha demostrado cientí­ficamente que la gente que padece de agotamiento nervioso y está deprimida está más propensa a enfermedades que la gente que no lo está”. El abrazar puede eliminar una depresión y ayuda a que el sistema inmunológico se fortalezca. Los abrazos le dan vida a un cuerpo agotado y hacen que una persona se sienta más joven y vibrante. En el hogar los abrazos diarios fortalecen las relaciones y reducen las fricciones notablemente. “Estoy convencido de que un abrazo tierno puede evitar o curar un sinfí­n de problemas”, dijo el doctor Robert Rynearson, Director del Departamento de Psiquiatrí­a de la Clí­nica Scoot and White, en Temple, Texas. Un abrazo puede tener un sorprendente efecto terapéutico, ya que produce un sentido de compañí­a y felicidad. “Un abrazo cálido y significativo puede tener efectos muy positivos en la gente, particularmente durante épocas de demasiado estrés y también como hoy en dí­a”, añadió el doctor Both.
Abrace a su esposa(o), sus hijos, los amigos o amigas y los familiares. Si usted vive solo(a) un abrazo cálido a una amistad, cuando se encuentren es igual de beneficioso. Es una forma maravillosa de mejorar la calidad de vida.
“A veces saco mi libreta de recetas”, fijo el doctor Bresler, y entonces escribo una receta de 4 abrazos al dí­a, uno al levantarnos, uno con el almuerzo, uno con la comida y uno antes de acostarse.

Deja tu comentario

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like